martes, noviembre 06, 2018


EN EL ÓBITO DE ÁNGEL  BAL BUENA TORIBIO


Inserto aquí la silueta de mi gran amigo Ángel Balbuena Toribio, nacido en Entrín Bajo, de la provincia de Badajoz, y fallecido a los 87 años de edad. Su cuerpo fue sepultado ayer en el cementerio de su pueblo natal. Falleció en la residencia de mayores "La Soledad", de la mencionada capital extremeña. Su sepelio tuvo lugar el día 4 de noviembre, sobre las 16 horas. En Extremadura ejerció su ministerio sacerdotal, principalmente en Almendralejo; marchando posteriormente a Alemania, al servicio de los emigrantes extremeños que por esos años se incorporaban a trabajar en el gran país en creciente desarrollo que era por aquellas fechas la nación germana. Allí conoció a María de la que se enamoró y de la que tuvo dos hijos. De su amistad diré que ha sido una de las cosas más valiosas que he tenido en mi vida. Esta amistad nació en el Seminario Diocesano de Badajoz, donde ambos estuvimos a finales de la década de los 40 y comienzos de la siguiente. Yo abandoné los estudios eclesiásticos en el año 1952, pero nuestra amistad se mantuvo fiel tras de esa separación circunstancial. Y ha seguido a través de los años y los avatares de nuestras vidas respectivas. Ángel Balbuena ha sido, más que un amigo, un familiar más, que ha estado presente en los grandes acontecimientos de mi familia, desde mi boda a los nacimientos de mis hijos. Descanse en paz el fiel amigo, uno de los más fieles y constantes de entre los varios que he tenido la fortuna de conocer.